El desnudo masculino

Se cumplen 4 años desde que en 2014 el Museo Nacional de Arte (Munal) clausuró la exposición El hombre al desnudo: dimensiones de la masculinidad a partir de 1800, que reunió obras del acervo del Museo d’Orsay, e intentaba explicarles a los mexicanos el tremendo cambio de percepción que ha sufrido el desnudo masculino desde que fuera principio de inspiración en el arte hasta la actualidad cuando se ha convertido en un recurso mercadológico, hoy éste sigue siendo un tema de actualidad y controversia.

No estoy seguro si la muestra consiguió evitar que muchos se escandalizaran de ahí al real, al ver un desnudo masculino pero, hace unos meses, cuando me regalaron un libro titulado Cine caliente, una recopilación de películas con escenas cuyos protagonistas eran los desnudos de los personajes, tema que ha sido un impedimento para el éxito de estos filmes en las grandes salas, no pude evitar ver en retrospectiva el caso de Fifty Shades of Grey llevado al cine bajo la cuestionable intensión de eliminar los desnudos totales (sobre todo los de su protagonista masculino) y regresar al debate original. ¿Por qué un hombre desnudo espanta y una mujer sin ropa encanta?

Todo está en la cabeza

Los griegos fueron los primeros a quienes se les ocurrió poner un desnudo fuera de un templo, al aire libre, como un elemento de placer estético y fue el de un hombre, por tanto, el desnudo masculino fue anterior al femenino en un siglo, pero, a pesar de la primicia, hay más obras de ese tipo dedicadas a las mujeres por la actitud de la Iglesia católica respecto a este tema que, siglos después, con la serie Game of Thronessigue exponiéndose frente a la clara diferencia entre los nudes femeninos y masculinos. Este fenómeno se conoce como “boobs mandate”, algo así como que las bubis mandan y nos lleva a aterrizar en seis ejemplos que demuestran que existe una especie de temor al desnudo masculino.

Don censurado

En 2002, el fotógrafo noruego Sølve Sundsbø fue el encargado de fotografiar la campaña del perfume M7 de Yves Saint Laurent censurada por mostrar un desnudo integral masculino. El chiste se cuenta solo, los penes siguen siendo especialmente ofensivos para algunos. Esa irreverencia a la que la moda tiene cierta adicción se ha convertido hoy en el vehículo para esta temática donde muchos artistas contemporáneos encuentran su personalidad creativa.

Tápese Mr. Grey

Jamie Dornan, el Cristian Grey de Fifty Shades of Grey,explicaba a Premier que si en el filme no se mostró más abajo de sus abdominales fue para “fomentar la imaginación de los espectadores, llegar al máximo de audiencia posible sin asquearles, sin llegar a algo gratuito, feo y gráfico.” ¿Será que el marketing escuda un tabú bajo el argumento de que hará más efecto esconder algo que enseñarlo?

La ley y no tanto orden

La Ley General de la Comunicación Audiovisual, en su artículo 4.2 explica que “la comunicación audiovisual nunca podrá incitar al odio o a la discriminación por razón de género o cualquier circunstancia personal o social y debe ser respetuosa con la dignidad humana y los valores constitucionales, con especial atención a la erradicación de conductas favorecedoras de situaciones de desigualdad.” ¿Entonces por qué las mujeres se ven más expuestas que los hombres?

Docurealities, un paso adelante

El dating show Adam Looking for Eve presentado en el MipTV de Cannes de 2014 fue el primero en mostrar solteros conviviendo sin nada de ropa y aunque al principio hubo mucha polémica, finalmente los desnudos de este espacio (femeninos y masculinos) fueron aceptados por los espectadores como una circunstancia más del programa que en ningún momento supera cuestiones de verdadero calado como el choque de personalidades entre los participantes.

No somos partes

La revista europea de Psicología social publicó en 2012 un artículo que afirma que nuestro cerebro procesa de forma distinta la imagen del hombre y la mujer. Mientras que a ellos se les percibe como un “todo”, ellas son observadas “por partes”, lo que favorece su cosificación y su pérdida de entidad como ser humano.

Desnudos son desnudos

Se considera un desnudo femenino en el momento en el que la mujer muestra el pecho, mientras que los pectorales masculinos no tienen esta consideración. Es por ello que muchos equiparan términos y hablan de desnudos integrales y no únicamente de una parte de la anatomía.

Todavía nos queda mucho camino por recorrer para conseguir una igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres. Que un día los desnudos masculinos en televisión estén tan presentes como los femeninos será un gran paso; pero aún lo será más cuando ningún tipo de desnudo nos llame la atención y pase desapercibido ante el público: la naturalidad del cuerpo humano entendida como una libertad, no como una imposición.

Fuente: cdmxconnection.com Autor: David Cáliz.

Información relacionada:

El desnudo masculino, del pretexto a la libertad.
La liberación del desnudo masculino en el siglo XX.
El desnudo masculino, entre el escándalo y el arte.
Cuando solo un género se desnuda: del CMNF al CFNM.
La Grecia Antigua y la exaltación del cuerpo masculino.

La carrera nudista “Nakukymppi” de Finlandia

Cada año, en el país en que desconocidos van desnudos a la sauna, se celebra esta competición nudista, llamada Nakukymppi, una carrera con todos sus participantes desnudos, en el municipio de Padasjoki.

Este campeonato es todo un éxito, al menos en cuanto a público, alrededor de 800 personas asisten a la carrera como espectadores cada año. En cuanto a participantes… bueno, poquito a poco, en el año fueron 69 competidores, 105 participantes se unieron al evento en 2016.

Nakukymppi es un evento para todas las personas de mente abierta que estén interesadas en los deportes ligeros en la hermosa naturaleza finlandesa.

En Nakukymppi puedes correr o caminar por una ruta que tiene una longitud máxima de 10 kilómetros. Solo puedes usar zapatos, medias y algo en la cabeza. Además, las mujeres pueden usar un top. Puedes elegir la longitud de tu ruta libremente. La ruta recorre caminos forestales tranquilos sin molestar demasiado a la población local.

La carrera se celebra unos días antes que empiece el verano y, por tanto, de Juhannus. Así, es una buena época para disfrutar de la sauna y el baño en el lago que ofrecen en el Nakukymppi, además del café y la pequeña comida que también preparan.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Información relacionada:

Ârest Näck (Hada del Agua).
Carrera Nudista de Sopelana Trofeo Patxi Ros.
Cross Nudista de Yatan Rumi, más de una década celebrándose.
Diez refrescantes eventos nudistas para el verano.

Fotografías divertidas

La diversión es una cuestión que todos los seres humanos pretendemos dado que nos proporciona momentos agradables y de mucha satisfacción, en contraposición a aquellas actividades o acciones cotidianas de nuestra vida que se realizan por obligación.

La diversión tiene un efecto directo en la relajación de nuestra mente y asimismo de nuestro cuerpo respecto de aquellas cuestiones que nos pesan o nos cargan de negatividad.

Con esta exposición temporal se trata simplemente de conseguir una sonrisa de aquellas personas que la visiten, y producir una chispa de curiosidad, por lo desenfadado de las situaciones y lo cómico de algunos momentos.

Así son estas 30 imágenes recopiladas de la red, divertidas, alegres, festivas… que muestran ante todo mucho humor y originalidad.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Tres formas de ser naturista

El estilo de vida nudista, o naturista, tiene muchísimas ventajas, incluidos el placer de sentir el sol por todo el cuerpo, no tener la preocupación de las líneas de bronceado y la autoconfianza saludable que refleja el nudismo. Muchas personas están listas para probarlo, pero no saben dónde practicarlo. Empieza con el método 1 a continuación para aumentar tu comodidad con el nudismo y puedas encontrar maneras y lugares para pasar tu tiempo desnudo.


Método 1 – Comprender el nudismo

Reconoce que la desnudez es natural. Hemos nacido desnudos y es nuestro estado natural. La ropa nos abriga y es necesaria para usarla en público, pero no quiere decir que obligatoriamente tenemos que usarla siempre. Hay momentos para liberar tu yo natural. Imagina la libertad que viene con el hecho de sentir el aire y el sol tocando toda tu piel, no solo los lugares que normalmente están expuestos.

Conoce el propósito del nudismo. El nudismo, también llamado “naturismo”, es más que es simple hecho de estar desnudo, consiste en acercarse más a la naturaleza. En tu estado natural, no hay límites entre tu ser y el mundo natural. ¿Qué tan liberador y estimulante sería estar desnudo en la playa, debajo de un árbol, como un uno con el mundo natural y a gusto en la propia piel? La gente se decide por el nudismo para llegar a esta cima particular de la felicidad.

Conoce por qué la desnudez no siempre es sexual. Sí, la gente tiene sexo desnuda, pero la desnudez en sí no tiene que ser sexual. La ropa sugerente suele ser más sugestiva sexualmente que estar totalmente desnudo, puesto que deja más a la imaginación. Si te preocupa que volverte nudista te abra a más encuentros sexuales no deseados, te diremos que para muchos nudistas, serlo es una cuestión de ser libre y natural, no lujurioso.

Ser nudista no consiste en tener sexo en público o exponerse a los demás. Muchos son gente modesta que opta por el nudismo por las razones antes mencionadas, no para relacionarse sexualmente con los demás.

Por otro lado, la desnudez puede ser placentera a los sentidos de manera sexual. Sentir el aire o el agua fluyendo ininterrumpidamente por todo el cuerpo despierta los sentidos y podría ser excitante, lo cual es saludable y natural. No deberás sentirte avergonzado de tener ni de explorar dichos sentimientos sexuales. Suprimir los deseos sexuales no es saludable en general y suprimirlos en un contexto nudista niega los beneficios saludables de este estilo de vida.


Método 2 – Practicarlo en casa

Duerme desnudo. No en topless ni con ropa interior, sino totalmente desnudo. Dormir desnudo promueve la relajación y por lo tanto, mejora la calidad de sueño. En las noches calurosas, duerme desnudo y también omite las mantas. Verás lo bueno que es estar completamente expuesto al aire libre.

Si te cuesta dormir desnudo, hazlo gradualmente. Quítate una prenda de ropa, por ejemplo, la camiseta, y cuando estés acostumbrado a dormir así, quítate otra prenda y así sucesivamente hasta que duermas desnudo.

Abre una ventana cerca de tu cama (manteniendo las persianas cerradas) para que entre el aire. Recuerda que ser nudista en parte consiste en sentirse más cerca del mundo natural.

Pasa el mayor tiempo posible desnudo en tu casa. Quédate sin ropa después de la ducha. Sécate con una toalla y haz el resto de tu rutina desnudo. Luego prosigue a estar sin ropa mientras comas, hagas la limpieza y sobre todo cuando estés relajándote, ya sea frente a la televisión, con un buen libro o tomando sol en el patio trasero.

Si haces ejercicios en casa, hazlo desnudo, salvo que te incomode no usar un sostén deportivo, si eres mujer.

Recuerda respetar los límites de los demás en cuanto a la desnudez. Si estás desnudo en casa, mantén las persianas y las cortinas cerradas. No te broncees en el jardín, a menos que tenga una cerca muy alta.

Conversa con tu pareja sobre el nudismo. Estar desnudo de una manera no sexual con tu pareja podría hacer que la intimidad alcance otra dimensión, además significa que podrás estar desnudo cuando esté en la casa. Conversa si es algo que les gustaría explorar juntos. Si tu pareja no acepta, pregúntale si estaría a gusto con que lo hagas solo.


Método 3 – Unirse a comunidades nudistas

Ubica una comunidad nudista. Una búsqueda en Internet te ayudará a ubicar el club o la playa nudista más cercana. Una vez que estés a gusto estando desnudo en casa, toma el siguiente paso y visita una comunidad nudista. Asegúrate de conocer las reglas y expectativas de la comunidad antes de ir.

No dejes que los sentimientos de inferioridad te estorben. Una vez que vayas a una comunidad nudista, te darás cuenta de que todos son diferentes en alguna manera y que nada es malo. Los visitantes no están preocupados por sus cuerpo (ni el tuyo), solo están allí para disfrutar el placer del nudismo en un ambiente amigable.

Excepcionalmente, algunas comunidades nudistas promueven el sexo. Analiza si es algo que quieres experimentar antes de ir.

Participa en foros en línea. Estos pueden ser grandes recursos para quienes quieren hablar de la vida de un nudista e intercambiar información sobre buenos destinos para practicarlo.

Tómate unas vacaciones nudistas. Francia es un excelente destino, famosa por sus playas nudistas. Si te parece muy lejos, cerca de casa podrás encontrar resorts de ropa opcional, aguas termales naturales para bañarse sin ropa y lugares especiales para andar desnudo.

Sigue estando desnudo donde puedas. Averigua las leyes locales para hacer topless en público, incluidos los parques, las piscinas y las playas. Asimismo, puedes participar en uno de los circuitos de ciclismo nudistas que se llevan a cabo por todo el mundo. Ve desnudo donde sea apropiado, a hacer caminatas, a reservas naturales. Siéntete a gusto contigo mismo y procura practicar el nudismo siempre y cuando no afectes a los demás.

Consejos

Asegúrate de echarte mucho bloqueador solar cuando estés al aire libre.

El nudismo suele ser más fácil y divertido cuando se practica con amigos o con la pareja.

Fuente: wikiHow Como hacer cualquier cosa.

Información relacionada:

El Naturismo en Casa ¿Hay límites en el Nudismo?.
Sin tapujos ¿Por qué el nudismo?.
Necesidad de la experiencia personal.
Lugares Naturistas de Costa e Interior en España.

¿Dónde nació la cultura del nudismo?

Las vacaciones de verano se han esfumado casi sin que nos demos cuenta. Parece que fue ayer cuando llegábamos a una ciudad costera, abandonábamos las bolsas y maletas en la puerta de un apartamento y corríamos a la playa más cercana. El único requisito para colocar el primer pie fuera del marco de la puerta era haberse puesto antes el bañador.

Hay algunos sitios donde esto último ni siquiera hace falta. Los que prefieren pasearse en cueros por la arena ganan un tiempo precioso: no tienen que preocuparse del traje de baño. Ni del principal, ni de ese secundario que algunas personas llevan para evitar humedades incómodas.

Como en todo, para el nudismo también hubo una primera vez. ¿Te has preguntado dónde comenzaron a despojarse de toda vestimenta para lanzarse al mar?.

Hay que remontarse hasta principios del siglo XX para encontrarse a los primeros europeos nudistas. En 1898, se fundó en la Alemania occidental el primer “Freikörperkultur” (también conocido como FKK), un club donde los amantes de la desnudez podían compartir su particular afición.

El movimiento, que defendía la ‘libre cultura del cuerpo’, abogaba por una convivencia con la naturaleza en la que las personas no tenían necesidad de tapar sus vergüenzas. Y para disfrutar de esta extrema libertad, qué mejor lugar que Croacia. Concretamente la isla de Rab, una de las 1.199 que pertenecen al país.

El territorio, gobernado entonces por el imperio austrohúngaro, ofrecía un paisaje excepcional. En su capital, del mismo nombre, se levantaba el Hotel Imperial, un ‘resort’ donde acudían en masa los turistas del desnudo.

En muchas de salas del Imperial, cuyas habitaciones siguen acogiendo viajeros, se muestran fotografías de aquellos tiempos. En una de las instantáneas aparecen Eduardo VIII, rey del Reino Unido y conocido después como duque de Windsor, y la que posteriormente sería su mujer, Wallis Simpson.

El retrato se tomó en 1936, cuando la pareja, que aún no había anunciado su romance, visitó el paradisíaco emplazamiento croata. Ambos salen vestidos, aunque no pasaron así toda su estancia. Uno de los días, los amantes se montaron en un yate para recorrer las aguas aledañas a la isla y las pequeñas calas que la circundan. Un taxi acuático les trasladó después a la playa de Kvarner, donde se bañaron en cueros.

Lo que ellos creyeron una hazaña privada, se convirtió en un secreto a voces. Gracias a la prensa, la noticia de su romance y atrevimiento se extendió como la pólvora, junto con la novedad de que aquella isla apartada de la civilización era perfecta para hacer nudismo.

Muy pronto se convirtió en un destino de moda, además de un punto de exhibicionismo político. Muchos simpatizantes del bloque del este comenzaron a viajar a la península de Istria, en la parte más occidental de Croacia, para sumergirse y tomar el sol en las orillas socialistas.

Para los teutones de la parte este de Alemania que iban a mostrar sus vergüenzas públicamente, ir desnudos era una forma de reivindicación y una declaración de libertad individual.

En vista de la situación, los checoslovacos recogieron sus bolsas de playa y muchos se trasladaron al Parque Naturista de Koversada. Desde 1961, la reserva ha acogido hasta 8.000 personas a la vez. Allí, no hace falta pisar la arena para ver torsos (y lo que no son torsos) desnudos.

Establecimientos como bares o tiendas están llenos de turistas en cueros, que pasean a sus anchas por las calles.

En la actualidad, la mayoría de los visitantes continúan siendo alemanes de avanzada edad, que viajan hasta la isla para relajarse y olvidarse de lo agobiante que puede llegar a ser eso de estar vestido a todas horas.

Fuente: bluebbva.com Texto: Daniel Civantos

Información relacionada:

Croacia, un país para los Naturistas.
FKK a tope, la cultura del cuerpo libre.
Naturismo en Croacia.