El mayor centro naturista de Francia, un poco de historia

En la víspera de los años cincuenta, en el suroeste francés, un terreno desierto se convirtió en el destino vacacional de un grupo de naturistas franceses. En estas 24 hectáreas de tierra quemada no quedaban más que arena y algún que otro árbol calcinado. Nunca se ha dicho realmente lo que pasó ahí: si se trató de un incendio o si el lugar fue víctima de la política de tierra quemada de la Segunda Guerra Mundial, en la que se destruía todo lo que podía ser utilidad para el enemigo. Sin embargo, este lugar fue escogido por Albert y Christine Lecoq para construir el centro Héliomarin de Montalivet-Les Bains (CHM) y así firmar el acto constitutivo de la Federación Naturista Internacional.

Hoy en día, el camping naturista CHM es el mayor centro de naturismo de Francia y cada año atrae a miles de visitantes de todo el mundo. Entre 1999 y 2011, el fotógrafo francés Hervé Szydlowski visitó las instalaciones todos los veranos para, por un lado, fotografiar a los que llevan años acudiendo al lugar y, por otro, encontrar lo que él califica como «el paraíso perdido». Le hice algunas preguntas sobre su serie, que fue presentada en un libro publicado en 2012 por la editorial Michel Husson y que ha sido nuevamente publicada en forma de mapa titulado 33_Montalivet en septiembre de 2015.

¿Me podrías hablar de la época dorada del Centro Hélio-Marin?

Hervé Szydlowski: El centro fue construido en 1950, pero se popularizó en los años setenta. En un principio estaba dividido en diferentes sectores con algunas cabañas; sin embargo, triplicó su volumen y ahora tiene unas 200 hectáreas. En esa época se podría decir que las personas tenían más vacaciones que ahora, porque el verano iba de junio hasta septiembre. Desde su auge, el club ha albergado a más de 20.000 personas. Los naturistas llegaban de toda Europa: Alemania, Holanda, Suiza e Inglaterra, era increíble. Yo no estuve en esa época pero me hablaron mucho de ella. El centro se basaba en la mutualidad: en cuanto una persona se apropiaba de una cabaña, se convertía también en accionista de todo el camping. Así siguió funcionando hasta 2002.

Y luego, ¿qué pasó?

Algunas personas compraron las acciones de viejos pioneros. Luego las revendieron y no cayeron en cuenta de que al hacerlo también estaban vendiendo el pueblo. Se convirtió en una verdadera empresa. Las personas que quedaron como dueños del centro ni siquiera eran naturistas. Por eso, el espíritu del lugar cambió mucho; no era lo mismo. Tocó esperar diez años en los que pasó de dueño en dueño para que reviviera el verdadero sentido del centro.

¿En los años setenta en Francia había otro centro como este? ¿Cómo explicas la popularidad del lugar?

No, de hecho no había muchos centros así. Este tenía un encanto particular y un buen ambiente; por eso a la gente le gustaba quedarse allí. Todavía prevalece un ambiente muy familiar con diferentes generaciones, y a veces podemos ver a los hijos y nietos de los pioneros del naturismo. Sobre la ruta de Compostela hay personas que hemos visto envejecer, jóvenes que vimos crecer y ancianos que nos dejaron. A veces, después de años de visitar el centro, es posible que quieras vivir otras cosas y otras experiencias, pero siempre te darán ganas de volver. Este sitio es como un hogar, por decirlo así.

Hace no mucho vi que quienes frecuentaban el centro se quejaban de la instalación de wifi.

Sí, es complicado. En mi barrio no hay luz y estamos bastante satisfechos con iluminar nuestras casas con velas. Lo que molesta no es el wifi, sino las antenas. Actualmente, se ha convertido en una tarea muy difícil vivir con los valores ecológicos y biológicos naturistas. A pesar de la implementación de nuevas tecnologías en el centro, este todavía está lleno de esas escenas atemporales que se ven en las imágenes. Al mirarlas, no se sabe si se tomaron hoy o hace 50 años.

Llevas más de 12 años visitando el lugar. ¿Ha cambiado tu percepción al respecto?

Desde un punto de vista objetivo, me doy cuenta de que este lugar representa algo que ya no vemos a menudo. Algunas de las personas que estuvieron viniendo durante muchos años ya no vienen, pues las pensiones han disminuido y el canon anual ha aumentado. Por eso, últimamente hay cada vez menos personas de edad a las que me gustaría fotografiar. No son las mismas, pero para ser sincero seguramente es mi mirada la que ha cambiado y quisiera renovar mi trabajo.

¿A qué se dedican los naturistas que van a este centro?

Allí encontramos todas las clases sociales y profesiones: hay profesores, agricultores, abogados, periodistas y hasta sacerdotes. Lo que es interesante es que no podemos saber nada del otro antes de preguntarle. No existe ninguna señal que te indique riqueza o nada por el estilo. Estamos todos juntos y podemos hablar sin preocuparnos del nivel intelectual o económico. Pero por lo general, el naturismo atrae a las personas que son abiertas a cualquier tipo de situación.

Sin embargo, como el lugar es ahora más comercial que antes, no es visitado únicamente por naturistas. Se pueden ver también nudistas (que son las personas que se desnudan porque se quieren broncear sin tener necesariamente valores naturistas). Hoy en día, la población del centro es muy heterogénea.

Fuente: vice.com

Información relacionada:

SOS para “salvar” el nudismo.
Centros Naturistas en el litoral de Francia.
Vivre Nu (En busca del paraíso perdido).

Bodypainting Day

El Bodypainting Day o Día Mundial del Bodypainting organizado inicialmente en Nueva York es un evento público de arte en el cual un selecto grupo de talentosos artistas pintan los cuerpos de modelos desnudos por espacio de cuatro horas a la vista del público. Su intención es promover la unión de los seres humanos a través del arte, aceptándonos tal cual como somos.

Bodypainting Day impacta a todos los involucrados, desde los artistas y los modelos hasta los miles que lo miran en vivo, o los millones que lo ven en línea, es un evento de arte público en el que un grupo selecto de artistas, pintan en los cuerpos de modelos desnudos durante un periodo de cuatro horas a la vista del público.

“Extendemos los límites de lo que está permitido, lo que es apropiado, lo que es arte y lo que es un cuerpo aceptable (todos lo son). Le da a las personas una sensación de poder y todos compartimos algo que rompe todas las reglas y crea un campo de juego parejo”. Se realiza con el fin de “promover la conexión humana a través del arte”, y para aceptarnos a nosotros mismo con las diferentes culturas, creencias y géneros.

Es un evento sin fines de lucro organizado por gente común, sin distinción de género, tamaño o edad cuya principal motivación es eliminar la vergüenza que usualmente se asocia a algunas partes del cuerpo y a hacer clara la distinción entre la desnudez y la sexualidad, ya que son dos cosas distintas.

Desde 2007, Andy Golub ha pintado cuerpos en las calles públicas de la ciudad de Nueva York en cientos de ocasiones (ver su canal de vídeo en Vimeo). A primera vista, estas actuaciones pueden parecer inocuas, pero en realidad abordan una variedad de problemas sociales:

— Contraste entre el arte y la publicidad en el espacio público.
— Papel del arte callejero versus el arte de la galería.
— Adecuación de la desnudez pública.
— Distinción entre la desnudez y la sexualidad.
— Uso de la forma humana como una identidad estética versus personal.

Estas actuaciones llevaron a arrestos en 2011, que fueron anulados posteriormente. En 2013, el departamento de Policía de Nueva York reconoció que l”a desnudez pública es legal por el arte”. Un año más tarde, con la ayuda de muchas personas de la comunidad nudista y de la comunidad de pintura corporal, Andy organizó el primer Bodypainting Day de la ciudad de Nueva York. Para 2016, Bodypainting Day se había expandido a Amsterdam, Bruselas y San Francisco, después a Amsterdam y Berlin.

En enero de 2017, Andy lanzó la organización sin fines de lucro Human Connection Arts. HCA ahora está produciendo todos los eventos del Bodypainting Day, así como nuevos eventos públicos dinámicos que involucran diversas formas de arte.

El arte de Andy ha tenido un impacto significativo en artistas, modelos y el público. Al construir una junta y personal con talento, Human Connection Arts continuará y expandirá el avance de estos valores.

— Formar una conexión única entre artista y modelo durante la pintura corporal.
— Compartir la conexión y el proceso de transformación con el público.
— Mostrando con el ejemplo que es posible seguir tus sueños o inspiraciones.
— Inventar el espacio público con expresiones artísticas no comerciales.
— Mostrar nuestras vulnerabilidades como modelos y artistas para el público.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Información relacionada:

Canal de vídeo Nude Bodypainting de Tony Santos.
Canal de vídeo Beautiful Bodies de Zerina Philip.
La magia de iluminar el cuerpo.
Nature Nourishes Male and Female Body Paint by Roustan Bodypaint.
Bodypainting-photoart “Door Art”.
Body painting, el arte que viste tu cuerpo.

Las 10 cosas que nunca debes hacer en una playa nudista

La tranquilidad que se busca en estos lugares puede perturbarse si no se siguen unas normas básicas.

Puede que ya lo hayas hecho o que sólo te haya entrado la curiosidad, pero en algún momento u otro todos nos planteamos como sería eso de pasar un día de playa sin ropa. Y es que el nudismo es un estilo de vida que busca la tranquilidad y el contacto con la naturaleza, algo que tarde o temprano nos llama la atención.

Pero aunque no lo creas, las playas nudistas también tienen sus reglas y hay que respetarlas para que los demás no se sientan incómodos u ofendidos.

Desnudarte de golpe

Si es tu primera vez en un lugar de este tipo, no te sientas presionado a desnudarte totalmente nada más llegar ya que puedes sentirse incómodo. En muchas de las playas nudistas la desnudez no es obligatoria y en las que sí lo es siempre dejan unos minutos para que las personas que acuden a ellas tengan tiempo de adaptarse.

Mirar fijamente a los demás

La gente que acude a las playas nudistas busca sentirse libre y cómoda mientras se relaja sin ropa. Por esa razón, tener a tener a otra persona al lado que no para de mirarles fijamente puede hacerles sentir incómodos.

No cuidar el entorno

Las personas que practican nudismo, además de libertad, buscan estar en contacto con la naturaleza. Razón de más para que en las playas nudistas, al igual que en el resto, se exija el respeto y el cuidado del medio ambiente.

No utilizar toallas

La higiene es una parte fundamental de estas playas, al igual que en el resto de lugares públicos. Por esa razón no olvides colocar una toalla debajo de tu cuerpo cada vez que te sientes o reposes en algún sitio público.

Ir a hacer turismo

Las personas que practican nudismo lo hacen como una filosofía de vida, una forma de sentirse libres y entrar en contacto con la naturaleza. Por esa razón, las playas nudistas no deben verse como lugares para hacer turismo o sitios a los que acudes solo a curiosear para contar después alguna anécdota a tus amigos.

No aceptar nuestro propio cuerpo

Las playas nudistas no son lugares a los que las personas acudan para pasear sus cuerpos esculturales de gimnasio. Es más bien un sitio al que la gente acude para aceptar su cuerpo y sentirse libres. Si no te tiendes cómodo en tu propia piel o te incomoda ver gente desnuda, lo mejor será que vayas a las playas convencionales.

Salir de la zona nudista sin vestirse

No está de más recordar que el nudismo sólo se puede practicar en lugares específicos. Así que no te olvides volver a ponerte la ropa cuando salgas de los límites de la playa nudistas. Si no prestas atención a esta regla puedes terminar incluso en la cárcel.

Romper la tranquilidad

Como ya hemos dicho, las playas nudistas son lugares a los que las personas acuden buscando tranquilidad y relajación. Poner la música a un volumen alto o montar un escándalo con tu grupo de amigos está prohibido si no quieres que te terminen echando del lugar.

Sacar fotos

No es habitual sacar fotos en una playa nudista pero no está de más recordarlo. Aunque las personas que acuden a estos lugares son conscientes de que están mostrando su cuerpo a los demás, a nadie le gusta que les saquen fotos sin permiso ya que en muchos casos pueden terminar circulando por la Red. Lo normal sería pedir antes permiso a la persona para que la persona no se sienta ofendida.

No es el mejor lugar para ligar

Por mucho que te emociones y por todas las leyendas urbanas que circulen sobre las playas nudistas y las personas que practican nudismo, estos lugares no son el mejor sitio para ligar. A no ser que la conversación se preste, acercarte a una persona sin ropa puede resultar incómodo.

Fuente: diarioinformacion.com

¿Qué sería de Vera sin el turismo nudista?

En Teleprensa (diario digital de Almería) he podido leer un artículo publicado recientemente por el Sr. Javier Salvador, titulado “El nudismo no es un deber en Almería”, y creo que el texto exige al menos una reflexión por mi parte y algunas replicas…

Comienza diciendo: “Las zonas turísticas siempre eclosionan por un hecho diferencial que se da en el lugar, algo que la hace distinta. Si ahora quieres triunfar en el nuevo modelo turístico de 18 a 45 años, el hecho de tener una buena ola surfeable o un viento constante para practicar el kitesurf te ayudan una barbaridad para atraer a esos jóvenes de pelo abrasado por el sol tras los que llegan verdaderas oleadas de turistas, como bien pueden contarnos desde el País Vasco o Tarifa. Pero Almería no tiene olas muy surferas que digamos, aunque alguna hay, y las cometas sólo pueden volar de vez en cuando y, cuando lo hacen, suele ser con viento en exceso así que eso, por ahora y salvo que el cambio climático nos haga un regalo envenenado, tenemos que seguir siendo fieles a nuestros referentes en el exterior, nuestros hechos embajadores diferenciales, de eso por lo que hablan de nosotros, y el nudismo por suerte o desgracia es uno de ellos“.

Más o menos de acuerdo en casi todo salvo por la última frase ¿de verdad que el nudismo puede significar una desgracia para el desarrollo del turismo en Almería? Lamentable que haya quien piensa que eso es así y es preocupante, pero lo es aún más el que haya muchas personas que olviden el pasado más reciente y no vean que gracias al nudismo Almería y Vera se han puesto en el mapa de los destinos turísticos.

El artículo continúa: “Almería sigue casi tan mal conectada con el resto del mundo como a los finales de los 70, porque salvo la autovía del Mediterráneo, no hay más cambios que mostrar en este sentido. Y fue precisamente el nudismo, poder quedarse en bolas en mitad de una playa inmensa a la que era difícil llegar, fue lo que hizo de este apartado rincón un lugar especial para una clase de turistas que, normalmente, suelen ser de un poder adquisitivo entre medio y alto”.

Así es, el nudismo fue y es lo que atrae a muchas personas a salvar estas dificultades de comunicación para visitar la provincia, en mi caso, como madrileño, tengo mucho más cerca y con más medios de comunicación las playas de Valencia (entre las que hay algunas nudistas), y si elegí hacer cinco horas y media de viaje hasta Almería y Vera fue por el nudismo en su playazo (que dicho sea de paso no es de las mejores playas del litoral de nuestro país, y está lejos de ser de las más limpias) y por las urbanizaciones nudistas donde invertí en un apartamento para pasar ahí largas temporadas.

“Aquellos años no son éstos, y pese a que las comunicaciones son lamentables la provincia ha sabido crecer lo suficiente para que aquellas playas inmensas en las que podía ir la gente a quedarse en pelotas sin peligro de que nadie les viese la chorra, ahora están dentro de una franja de litoral al que acuden miles de personas. Ya no están solos, y aunque fueron ellos quienes iniciaron el efecto llamada, ahora se ven obligados a compartir su paraíso y eso no les gusta. Como a casi nadie”.

Efectivamente los nudistas fuimos los que llevamos el turismo y los Euros a la provincia y a la localidad de Vera, y lo seguimos llevando, tan solo hay que mirar la ocupación que hay en invierno en la zona cuando esos miles de personas textiles desaparecen de la zona con el fin del verano.

Seguimos: “Así, todos los años viviremos las mismas crisis televisivas hablando de Almería y la guerra entre textiles y nudistas, porque los que usamos bañador también tenemos un nombre para diferenciarnos y no es el de “normales”, sino textiles. Y quizá esté ahí la raíz del problema y el principio de la solución, saber dónde está cada uno y lo que representa”.

Los nudistas siempre hemos sabido muy bien donde estamos y lo que representamos, entre otras cosas riqueza para la provincia de Almería y aquellos lugares que frecuentamos, si que es una desgracia que durante décadas las autoridades de la zona no hayan sabido verlo, valorarlo, promocionarlo y conservarlo, Almería y más concretamente Vera podría haber sido “el buque insignia del nudismo en Europa” pero la estrechez de miras que han manifestado muchas personas durante años han conseguido que eso ya no será nunca. Los nudistas sabemos donde estamos y lo que representamos, algo que parece que los textiles o en sus palabras “normales” ¿es que los nudistas no somos normales? parecen no saber, cuando constantemente invaden con descaro y poca vergüenza las zonas nudistas de ésta y todas las zonas del litoral español, y ¿somos nosotros los que tenemos que saber donde estamos? ¿de verdad?… Increíble.

Más perlas: “Como almeriense estoy muy cansado de que cada vez que bajan cuatro urbanitas sesentones a pasear sus culos y tetas por las playas del levante, monten el mismo lío porque entienden que les limitan cada vez más “sus presuntos” espacios y creen que con ello se vulneran sus derechos, pero la pregunta es ¿qué derechos?”.

Un poco de respeto Sr. Salvador ¿qué es eso de cuatro urbanitas sesentones a pasear sus culos y tetas por las playas del levante…? ¿De verdad usted sabe de lo que está hablando, ha visitado la playa de Vera en su zona nudista? ¿Ha pasado estos días por allí? Y ¿Que ha visto? No tiene usted ni idea de lo que es el nudismo ni de quienes lo practicamos… y desde luego no tiene ni idea de derechos ¿qué derechos? Actualmente en España no hay ninguna ley que prohíba estar desnudos o no en cualquier espacio público (aunque algunos la echemos de menos) incluidos naturalmente las playas, así que hablar de derechos aquí está completamente fuera de lugar.

Y más perlas: Es cierto que hace cuarenta años, cuando estaban de buen ver, eran incluso el atractivo de las playas y los textiles o normales más catetos iban a sus lugares habituales a ver esos cuerpos tersos y jóvenes, creyendo que sólo con estar por allí podrían pillar cacho, en vez de entender que hacían el ridículo y que el nudismo no tiene por lo general ninguna otra connotación. Pero ahora, cuando esas mismas playas están invadidas de familias con niños, la razón de ser de un turismo familiar que se ha convertido en el nuevo hecho diferencial del modelo turístico almeriense, pasan a ser ellos los bichos raros en un entorno más global”.

¿Ha estado usted cuarenta años observando la evolución física de los nudistas para hacer esa observación? Le ha llevado su tiempo Sr. Salvador, y si que comparto una sola cosa con usted, que las zonas nudistas (al igual que las textiles) están invadidas, sobretodo en verano, por familias con niños, o ¿piensa que entre los nudistas no hay familias con niños, qué entiende usted por turismo familiar? O es que el turismo familiar es tal cuando se va vestido con unos centímetros de tela, y entre los nudistas no existe el turismo familiar… lo que hay que leer.

El artículo termina así: “El playazo de Vera, que abarca desde Garrucha a Cuevas de Almanzora, no es una cala cerrada a la que tienes que llegar andando varios kilómetros, un lugar recóndito en el que nadie te va a ver salvo que acuda a propósito, como suelen ser la mayor parte de playas nudistas. Hablamos de una playa casi urbana por todo lo que se ha permitido urbanizar en primera línea, -y esa es otra guerra distinta-, con lo que los nudistas tienen que empezar a entender que esa legitimidad de una minoría no se puede imponer a la mayoría, ni tan siquiera cuando existen esos llamados derechos históricos. De ser así, de poder basarnos en el uso, las costumbres y los derechos históricos no recogidos en la constitución española, Catalunya sería hoy una nación independiente. Y no, no lo es, como tampoco lo puede ser la playa nudista del playazo de Vera”.

Este es el problema realmente, cuando solo los nudistas hacíamos un montón de kilómetros para llegar a Vera desde todos las comunidades autónomas no había problemas, tampoco según usted cuando vamos a esas calas cerradas y casi inaccesibles, en las que con un poco de suerte accediendo “nos abrimos la cabeza y un nudista menos”, no, no se trata de derechos, ni históricos ni de cualquier tipo, se trata de convivencia y respeto algo que los textiles, entre los que le incluyo parecen olvidar con mucha frecuencia.

Juanjo

Información relacionada:

Especulación urbanística y nudismo.
Los naturistas dejan cada verano en Almería tres millones de euros.
¿Vera, capital mundial del nudismo?.
El naturismo: una forma de vida y un negocio al alza.
SOS Playazo de Vera.
Suma y sigue.