La magia de iluminar el cuerpo

El cuerpo humano siempre ha servido de inspiración para el arte. Obras clásicas como ‘Las tres gracias’ o ‘La Maja desnuda’ dejaron patente el gusto de Rubens y de Goya por retratar la figura humana como Dios la trajo al mundo. Ahora, la práctica de dibujar la propia anatomía traspasa el cuadro y es la propia piel la que se convierte en lienzo. La disciplina se llama bodypainting y no es ni más ni menos que una perfecta combinación entre el arte de la pintura y la belleza de la figura humana. Llega a ser asombroso lo que se puede crear con un poco de pintura, una buena dosis de talento e imaginación y la belleza natural de un torso desnudo.

Aunque a lo largo de la historia se ha empleado con diferentes fines, como cazar o esconderse del enemigo o por simples motivos religiosos, el arte de pintar un cuerpo para hacer de él una obra de arte es una costumbre ancestral. Prueba de ello es que los egipcios ya decoraban su piel con motivos de la más diversa índole.

De un tiempo a esta parte, en cambio, el bodypainting se ha elevado a la categoría de disciplina artística y se ha convertido en un espectáculo que puesto en escena no deja a nadie indiferente. Lo sabe bien Enrique Ruiz Alonso, un artista que ha conseguido hacer de este arte su forma de vida. Sin más maestro que su propio talento. Y es que, aunque procede de una familia muy carnavalera -de ahí le viene su afición por la pintura corporal- este canario nunca ha recibido clases profesionales.

Obras de body painting de diferentes artistas

Elementos florales, armaduras, animales, representaciones del mundo fantástico… El bodypainting es un arte que ofrece infinitas posibilidades y que pone en evidencia que el poder de la imaginación todo lo puede. Para inspirarse, Enrique rastrea «en libros, películas, últimas modas, cuadros…». En todo aquello que, en definitiva, le pueda ayudar a materializar su obra porque, «al fin y al cabo -admite-, las modas son las que dan ideas y marcan tendencias».

Pero también las que saturan el mercado. De pintar avatares ya estaba harto a comienzos de este año, pero es que los motivos fantásticos -hadas y duendes- son los que más tiran dentro del mundillo. «Lo mismo que lo terrorífico», apunta el canario.

Habitual de los festivales que proliferan en los carnavales de Gran Canaria, este ‘bodypainter’ asegura que ‘su’ arte se ha hecho fuerte en otras vertientes, como la lúdica, la decorativa o la expositiva. Y presume de que en el archipiélago «hay un alto nivel de artistas» que compiten, de hecho, con los mejores de Europa.

En el último certamen al que concurrió, a Enrique le tocó medirse con otro canario que, como él, también se dedica a este arte de pincelar cada centímetro de piel. Carmelo Hernández también adora pintar por ese «poder convertir un individuo en un ser mágico, fantástico o en un objeto. Es increíble el poder de transformación que otorga». Y es que, pese a estar impreso en un cuerpo humano, para él un bodypainting «tiene vida propia».

«Cuidar» al modelo

Las largas sesiones de pintura -entre 3 y 10 horas, en función de las características y de la complejidad del boceto- exigen mucha experiencia y pericia con el pincel pero también mucha paciencia. Por eso, tanto los modelos como los artistas deben estar preparados. En este sentido, Enrique Ruiz destaca la importancia de crear «un buen ambiente» durante las interminables sesiones para que los modelos no acaben exhaustos. «Es importante cuidarlos porque les mareamos. Que si ahora de pie, ahora boca arriba, luego hacia abajo. Si nos piden que paremos, lo hacemos para que descansen», matiza.

Carmelo Hernández sabe bien a qué se refiere su colega. Y es que, tampoco en este arte es oro todo lo que reluce. «Hay veces que toca trabajar bajo un sol abrasador o con gélidas temperaturas, con modelos que tiritan o que pueden sufrir alguna que otra lipotimia». O que pueden desarrollar algún tipo de reacción alérgica. Por ello, es fundamental que todos los materiales se sequen lo más rápido posible y que, por supuesto, sean hipoalergénicos.

Por ello, y por su carácter efímero -su ímprobo esfuerzo se agota con una fotografía- el bodypainting se ha convertido en una actividad cada vez más valorada en el mundo artístico. «Continuamente ves cómo, tras largas horas de dedicación, tu trabajo se va por el desagüe. Quizá por eso y por la sensualidad que le aporta un cuerpo humano, se observe como algo fastuoso», razona el artista canario.

Mimetismo y arte realista

Desde hace unos años, el maquillaje artístico a escala humana ha despertado un enorme interés en todas las artes escénicas. «Se ha convertido en una disciplina muy comercial y publicitaria», admite Enrique Ruiz. Tanto que se ha empezado a usar como reclamo en muchas discotecas de nuestro país. «La última vez que trabajé para una nos pidieron que pintáramos a cuatro modelos. Y escogimos los cuatro elementos: tierra, agua, fuego y aire».

No extraña, por tanto, que su empuje y su éxito hayan favorecido la aparición de nuevas modalidades. Es el caso del mimetismo, una práctica en la que el maquillaje corporal del modelo se funde con un fondo material hasta el punto de que ambos pasan a formar una sola unidad. O del denominado arte realista. Tan realista que el ojo humano es incapaz de advertir qué está pintado y qué es real, de forma que el resultado final se percibe como una especie de obra de arte viviente, semejante a un cuadro en movimiento.

De uno u otro modo, en una u otra modalidad, en el bodypainting todo está permitido. Las ideas toman forma, color y silueta en cuerpos desnudos que abandonan su condición carnal para transformarse en arte. Porque, después de largas horas de ingenio, esfuerzo y precisión artística con el pincel, el artista, como el modelo, quedan relegados a un segundo plano. Terminada la obra, solo queda el arte en movimiento.

Fuente: hoy.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s