Lo que la desnudez es para cada uno de nosotros

Uno de estos días he descubierto, a través de un post en Facebook, una página web llamada “The Nu Project” (El Proyecto Desnudo), sitio creado por los fotógrafos estadounidenses Matt Blum y Katy Kessler. Por lo que pude ver, la propuesta de estos profesionales es fotografiar y mostrar a los hombres y mujeres desnudos, y sobre todo sin artificios, sin los programas de edición y retoque de imágenes, ni maquillaje, iluminación especial, etc.

thenuproject01m

Algunos dirán que la idea que impulsa esta iniciativa es el exhibicionismo, o quizás es una forma encubierta de promover la pornografía. Otros, sin embargo, pueden entender el mensaje de que estos fotógrafos quieren presentar y es que no hay cuerpos perfectos y esculturales, pero si la gente común, todas diferentes entre sí, y que de ningún modo deberían avergonzarse de sus cuerpos.

Un mensaje similar, extendido por todo el mundo desde hace varias décadas, se basa en la filosofía del movimiento naturista. Para aquellos que desconocen, el naturismo es la práctica de la desnudez pública, o en las playas reservadas para esto, o complejos creados para este fin.

Durante más de 20 años he tenido la oportunidad de conocer este movimiento y empecé a asistir a un complejo naturista situado en Extrema, Minas Gerais. Durante mi estancia ahí me encontré con muchas personas, de todas las edades y clases sociales, que están completamente cómodos estando desnudos en medio de un grupo de personas. Nunca conocí a alguien que se podiera comparar con el David o la Venus de Miguel Ángel, pero lo que no faltaban eran hombres y mujeres completamente satisfecho con sus cuerpos.

thenuproject02m

Hay personas que están de acuerdo en posar para ese sitio, o les gustaría pasar un fin de semana practicando el naturismo. Hay personas, sin embargo, que nunca dan el paso para disfrutar de una de estas dos experiencias. Algunos debido a la asociación que hacen de la desnudez como una invitación al sexo, otros por sus creencias religiosas que les impiden exhibir sus cuerpos, aunque soy consciente de la existencia de una comunidad naturista formada solamente por los evangélicos. Sin embargo, creo que la gran mayoría de las personas que se niegan a hacerlo, a pesar de utilizar justificaciones similares a las mostradas antes, sufren de un fuerte rechazo de sus cuerpos.

Y cómo los condena por lo que si todos los días somos testigos de los medios de comunicación una disculpa sin fin de perfeccionar las medidas. Como censor alguien que tiene sobrepeso al ocultar bajo la ropa cuando otros ácidos grasos, como él, son siempre los empleados, la amada del mal y rechazado en la televisión? Cómo culpar a alguien que no tiene pechos esculpidos, las nalgas o similar a la comercialización de sentir feo? ¿Cómo podemos sentir normal si todo lo que nos rodea nos hace sentir extraño?

Y como condenarlos si cada día vemos en los medios de comunicación una apología a las medidas perfectas. ¿Cómo censurar a alguien que tiene sobrepeso por ocultarlo bajo la ropa cuando otras personas gruesas, como él, personas normales son rechazados en televisión? ¿Cómo culpar a alguien por no tener los senos o nalgas esculturales y hacerle sentirse feo? ¿Cómo podemos sentirnos normales si todo lo que nos rodea nos hace sentirnos extraños?.

thenuproject03m

Una salida tal vez sea observar a las personas mostradas en The Nu Project, o tal vez visitar un complejo o una playa nudista. Y si ninguna de estas opciones le van bien, al menos prestar atención a las personas que están a su alrededor y verá que la gran mayoría de la humanidad son más altos o bajos, gordos o delgados, claros u oscuros que la gente que te venden los medios de comunciación como normales. En ese momento probablemente se dará cuenta de que ellos no son el sstándar, y que forman parte de un pequeño grupo que no representa a la humanidad.

Teniendo en cuenta este resultado, sin duda su autoestima aumentará y con ella todas las demás “auto” se elevarán también. Puede ser que alguien más presente este rechazo al prototipo del perfecto, alguien que en lugar de romper espejos, se decida a desfilar con la cabeza bien alta por cualquier avenida de nuestro Brasil, u otras ciudades.

Fuente: Roberto Paes Psicoanalista Clínico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s