Las sociedades nudistas

Resulta cuanto menos sorprendente conocer que en la España de los años treinta existieron grupos naturistas muy importantes, en Barcelona (Pathernón), Levante (Helios) y Madrid (Frutas de Libertad), incluidos por Nicolás Capo y José Castro, con apoyo, en ocasiones de casas comerciales, como la muy conocida Santiveri. La preocupación fundamental era la salud, en un sentido amplio, y por ello propiciaban y practicaban el contacto con la naturaleza, el vegetarianismo y el nudismo.

almanaquenud

Entre estos grupos, con una pluralidad de principios y creencias impresionantes, existieron algunos que, como la emblemática Sociedad Libertaria de Alcoy, incorporaban la filosofía anarquista en su forma de vida. La idea del naturismo para recuperar o mantener la salud se fue extendiendo, no sin algún que otro enfrentamiento con la medicina oficial. Con la guerra civil y la llegada del nacionalcatolicismo, el nudismo quedó prohibido, y muchos médicos y simples socios de entidades naturistas conocieron la cárcel y la depuración en el caso de funcionarios.

Lo cierto es que hubo, si bien con vida efímera, por la ruptura que supuso en todo la guerra civil, todo un movimiento asociativo nudista, con sus revistas y con sus campañas de divulgación de la vida en contacto con la naturaleza. Hasta bodas nudistas se realizaron. Hay que decir que entonces, como ahora, la mayor implantación del movimiento se encontraba en Cataluña y que también, como ahora, se trataba de colectivos muy serios y cultos.

El naturismo como pensamiento parte de tres planteamientos, es decir, existe un orden natural, con sus propias leyes, existe la necesidad de estar en armonía con ese orden y existe la idea de que esa paz con la naturaleza debe hacerse desde el propio individuo. En ese retorno a lo natural existen dos caminos: el vegetarianismo y el despojamiento de ropas o desnudismo. En función de tendencias políticas, es decir, si se considera que es posible o no el naturismo bajo el sistema capitalista, aparecen varias corrientes, cada una de ellas con su pluralidad, y que podrían resumirse en las siguientes:

— Trofología
— Vegetarianismo naturista
— Vegetarianismo social
— Librecultura
— Naturismo libertario

Lo cierto es que en algunas corrientes es difícil encontrar las diferencias con otras y no existen unas fronteras rígidas. Para la librecultura el estado natural de la humanidad es la desnudez, y en esa situación el hombre consigue liberarse de los roles sociales y superar los prejuicios del catolicismo en relación con el cuerpo humano. La belleza natural, y la salud a través de la higiene y la vida en contacto con la naturaleza, son objetivos a conquistar. También estaba en su ideario la superación de las obsesiones sexuales, más propias del “vestidismo”. La trofología podría decirse que más que una corriente en sí misma fue un conjunto de normas transversales y asumidas por buena parte de los naturistas, en tanto en cuanto se trata de una “ciencia de la alimentación y nutrición, física y química, o sea el saber comer bucal, pulmonar y cutáneamente para regenerarse y evitar las enfermedades”, en definición del propio Nicolás Capo.

Con la proclamación de la República, el nudismo consigue una gran presencia pública, al ser legales sus campos y fincas de recreo, y darse con más libertad publicaciones e incluso películas.

En lo que se refiere a las publicaciones más conocidas, tenemos Luz, Vita, Nueva Vida, Biofilia, Febo, editadas en Barcelona, junto a Natura en Madrid e Himnos en Valencia.

revpentalfa

Podría decirse que el personaje de Nicolás Capo constituyó una corriente muy definida y rica en matices, por mostrarse integradora de la librecultura y la trofología, en lo que se denominó naturo-desnudismo. Tuvo una gran difusión superior a la mayoría de los grupos nudistas, a través de la revista Pentalfa, que a su vez se hacía eco de las actividades desarrolladas en la finca de Can Torelló, en Gavà (Barcelona), que bautizaron como el Pathernón Naturo-Desnudista.

Fuente: Libro la conquista del cuerpo (fragmento). Editorial Planeta 2012. Autor: Isabelo Herreros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s