Evolución del desnudo en el arte

El desnudo ha sido una de las temáticas más tratadas por los artistas a lo largo de la Historia del Arte, a pesar de las prohibiciones religiosas y morales que siempre pesaron sobre este asunto.

Evolución del desnudo desde la antigüedad hasta el Barroco

En la Prehistoria encontramos los primeros ejemplos con las famosas Venus, representaciones femeninas posiblemente relacionadas con la fertilidad. En el mundo egipcio también se trata el desnudo, especialmente en la decoración de las tumbas. El desarrollo artístico de la Dinastía XVIII alcanzará su momento culminante en la época de Akhenatón, etapa caracterizada por el naturalismo de las figuras.

En Grecia el desnudo alcanza la culminación en la escultura con las obras de los grandes maestros: Fidias, Policleto, Mirón o Praxíteles. La decoración de las cerámicas nos permite contemplar un buen número de desnudos, e incluso escenas de fuerte intensidad erótica.

Estas escenas cargadas de erotismo las volvemos a encontrar en la decoración de las tumbas etruscas. Y que duda cabe que el mundo romano asumirá todas las influencias mediterráneas también en la temática del desnudo. Las paredes de las villas se cubrirán de escenas mitológicas y cortesanas. Mosaicos y frescos nos permiten contemplar los cánones de belleza de esta época.

En la Edad Media se produce una fuerte reacción religiosa contra el desnudo. La idealización que caracteriza tanto el mundo románico como el gótico nos presenta unas estilizadas figuras que sólo aparecen desnudas en la representación de los primeros momentos de la creación o como ejemplo del pecado.

En el Renacimiento se produce un significativo cambio de mentalidades. La antigüedad clásica será la nueva referencia artística, por lo que los desnudos vuelven a hacer acto de presencia. Muchos de los artistas se inspiran en los relieves o las estatuas griegas o romanas, si bien buena parte de los desnudos están rodeados de significado religioso. Pero la gran novedad la encontramos en el tratamiento de los asuntos mitológicos, donde los artistas pueden dar todo lo que llevan dentro. Así Botticelli nos presenta el Nacimiento de Venus o la Primavera; Tiziano realiza sus famosas Poesías para Felipe II; Durero rompe con el idealismo de tiempos anteriores en su Adán y Eva; Leonardo busca las proporciones hasta en el cuerpo humano; Miguel Angel culmina el estudio anatómico con sus maravillosos Ignudis o la Creación de Adán. El cuerpo humano se descubre definitivamente y dará lugar a la ampulosidad del Barroco.

Evolución del desnudo desde el Barroco hasta el Siglo XX

El rasgo principal del Barroco, en lo que al arte del desnudo se refiere, consiste en la realización de obras sagradas impregnadas de la misma sensualidad que las profanas. El San Sebastián de Guido Reni, la Susana de Guercino, la Betsabé de Rembrandt o la Susana de Rubens son buenos ejemplos. Pero será en los asuntos mitológicos donde el desnudo adquiera su mayor esplendor. El Imperio de Flora de Poussin, la Alegoría de la Fecundidad de Jordaens, Venus y Adonis de Carracci o la Venus del espejo de Velázquez son excelentes muestras de la sensualidad barroca llevada al tema del desnudo.

El Rococó nos traerá las raíces del desnudo moderno, añadiendo importantes dosis de erotismo a las obras, como observamos en las pinturas de Fragonard: La camisa quitada o La rosquilla. Boucher, el otro gran maestro de la pintura galante, continuará con sus representaciones de Venus pero ya empieza a tratar el tema de las odaliscas, habitual en la pintura decimonónica. En la pintura italiana del siglo XVIII se continúa con el barroquismo anterior, como observamos en el Castigo de Amor de Sebastiano Ricci.

La reacción al decorativismo del Barroco vendrá de la mano del Neoclasicismo. Los pintores buscan sus fuentes en la Antigüedad y David será el primer maestro de referencia; sus desnudos continúan con la temática mitológica, como apreciamos en Psiqué y Cupido o Venus y Marte. Pero es Ingres el pintor que más tratará el tema del desnudo: la Bañista de Valpinçon, la Gran Odalisca o el Baño turco son algunos magníficos ejemplos.

El Romanticismo no abandonará el desnudo como tema, aportando importantes dosis de exotismo y orientalismo, como observamos en las Mujeres turcas en el baño o la Mujer con un loro, lienzos ambos de Delacroix, sin renunciar a la intensidad dramática de los desnudos masculinos de Gericault.

Pero será el Realismo el movimiento que nos muestre a las mujeres y los hombres tal y como son, de carne y hueso. Buena muestra de esto sería el curioso lienzo de Courbet titulado el Origen del mundo, las Bañistas o El sueño, trabajos del mismo autor. Esta tendencia a abandonar la idealización se continúa en el Impresionismo. El Desayuno en la hierba y la Olimpia de Manet; las Bañistas de Renoir o las jóvenes de Degas son algunos de los ejemplos de desnudos que nos presenta este movimiento.

El desnudo también será un interesante tema para la vanguardia. Expresionistas como Kirchner o Rouault; simbolistas como Puvis de Chavannes o Gustave Moreau; fauvistas como Matisse; cubistas como Picasso o Braque; miembros de la Nueva Objetividad alemana como Christian Schad; artistas pop como Hockney; pintores naïf como Foujita o el Aduanero Rousseau; surrealistas como Paul Delvaux, Salvador Dalí, Marc Chagall o Rene Magritte. Todos se interesarán tarde o temprano por el desnudo. Pero si tenemos que elegir un pintor del siglo XX que cultive especialmente esta temática, hemos de elegir a Amedeo Modigliani, cuyos magníficos desnudos no dejan de estar cargados de inquietud, de tensión interior y desasosiego.

Fuente: ArteHistoria – Junta de Castilla y León.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s