Culturas del erotismo en España 1898-1939

Culturas del erotismo en España 1898-1939, en el capítulo cinco “Naturismo sexual. Nudistas y Bañistas” de este interesante libro, puede leerse…

La propaganda visual del nudismo no era inmune al eclecticismo hipócrita tan frecuente en otras ramas “pseudoeróticas” del saber. Al modo de los manuales de divulgación sexual, las revistas nudistas también se nutrían generosamente de fotografías y postales sicalípticas para fines supuestamente no lúbricos. Y, al igual que la sexología, el nudismo rechazaba con energía toda acusación de inmoralidad. A cambio, se describía a sí mismo como una teoría legítima, una ciencia, y un modus vivendi basado en la salud del cuerpo y del espíritu. Así, el retrato fotográfico de una belleza desnuda recogido en una de las publicaciones naturistas y nudistas más difundidas y populares, Pentalfa, lleva el título resonante y en letras mayúsculas de “El desnudo no es inmoral”, y a ese título le sigue un breve párrafo que declara lo siguiente:

No nos cansaremos de decir que el desnudo no es inmoral: el que piensa lascivamente, sicalípticamente o pornográficamente es el que es inmoral. Nosotros, con el desnudo gráfico, perseguimos la finalidad de crear pensamientos fuertes y sanos, de crear cuerpos puros y serenos y que ante el desnudo no se descompongan como la cera al lado del fuego. ¡Queremos hombres de voluntad recia, faros de fuerza y magnitud y de pureza! ¡Queremos hombres libres de perjuicios arcaicos y castos como los santos cívicos de la Religión del Bien!

Con todo y con eso, y a pesar de su estereotipada hipocresía sexual, el nudismo introdujo importantes novedades en el panorama del erotismo carpetovetónico. Por de pronto, desnuda rutinariamente al varón (cosa que ocurre con muy poca frecuencia en otros géneros que le cantan al amor, como son la postal erótica, la revista galante, la novela sicalíptica o el teatro risquée), y apela con ello no tanto al placer femenino, como al deseo homoerótico.

Además, el nudismo resucita el “espectáculo” de la desnudez colectiva. Esta se vuelve, de pronto una moda europea y rabiosamente moderna, empeñada en competir con la desnudez aborigen de otros continentes menos “civilizados”, y en contraponer a los ejemplos recogidos en las numerosísimas fotografías etnográficas y en los museos de antropología (Alloula, Boas, Goldwater, Grognet, Koetzle, Lionner) esas otras imágenes de una “nueva” colectividad nudista de raza caucásica. Por otra parte, y como era de esperar, el hecho de que el fenómeno de la desnudez colectiva se expanda por territorio europeo genera notable resitencia. Resuena por doquier el argumento de la “regresión” (el miedo, a la postre, de que el “salvajismo” y la anarquía sexual y social se apoderen del mundo civilizado) y, en el caso concreto de la Península Ibérica, el nudismo se suma a la retórica nacionalista.

culturas03

El naturismo catalán, por ejemplo, celebra la creciente popularidad de las prácticas nudistas en la costa levantina, y lo opone a la proverbial reticencia castellana, mucho más inclinada a cubrirse el cuerpo que a desnudarlo. Abundan, pues, en el nutrido elenco de publicaciones naturistas y nudistas producido y difundido en Cataluña, las referencias concretas a su indiosincrasia cultural. Sirva como ejemplo esa reproducción fotográfica de un grupo de nudistas bailando la sardana, acompañada, además, de un pie de foto en catalán: “La sardana es la dansa mes bella de totes les danses que es fan y es desfan”…

El naturismo, pues, tuvo, desde las primeras décadas del siglo XX especial predicamento entre catalanes y levantinos. El naturismo no solo insistía en las bondades salutíferas de desnudar el cuerpo y de exponerlo al sol y al aire libre, sino que hacía propaganda ruidosa igualmente de la alimentación vegetariana y macrobiótica, así como de la medicina llamada “natural”. La gran mayoría de las asociaciones naturistas y nudistas comulgaban abiertamente con el credo anarquista, aunque también había indicios alarmantes de un nudismo (de aparición relativamente tardía y epigonal) que simpatizaba con la ideología nazi (es el caso, por ejemplo, de Los fueros del naturismo de Ángel Martín de Lucenay, 1934) y dialogaba peligrosamente con la asociación nudista que bajo el régimen de Hitler se conocía como Bund für Leibeszucht (Asociación para el Cultivo del Cuerpo).

culturas04

Las primeras asociaciones naturistas y sus publicaciones periódicas, como Regeneració, Helios y Amics del sol, culminaron en Pentalfa, probablemente el colectivo naturista y nudista de mas larga tradicion y prestigio en Cataluña, que, para la difusión de su filosofía, publicaba una revista con el mismo nombre. Nicolás Capo, el fundador de Pentalfa, era también el director de la revista, y autor de lo que se considera la piedra fundacional del naturismo catalán. El naturismo y el progreso mecánico y biológico (1925). Muy pronto, a estas dos contribuciones primerizas al nudismo como filosofía de vida (es decir, a la revista y al libro de Nicolás Capó) le siguieron otras publicaciones, como, por ejemplo, el Almanaque Nudista, de aparición anual; Estudios, revista valenciana encargada de difundir el pensamiento anarquista y eugenéstico; Iniciales, publicación de signo anarconudista, fundada y editada en Barcelona; el tratado sexológico, de divulgación popular, Los fueros del naturismo (1934) de Martín de Lucenay; la traducción, al castellano, de Desnudez, la novela pasional del nudismo, de la autora francesa Simone May (1933); y, por fin, Elysia, el paraíso de los desnudistas, versión narrada, en castellano, del documental nudista californiano, Elysia: Valley of the Nudes (1934).

Fuente: Libro Culturas del erotismo en España 1898-1939 (fragmento). Editorial Cátedra 2014. Autora Maite Zubiaurre.

Información relacionada: Monográfico Libros sobre Nudismo, Naturismo y Desnudo Artístico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s