Desnud Arte: Alejandro Zenha, poesía visual

Arquitecto y artista plástico, el goiano Alejandro Zenha une, en la fotografía, sus dos oficios, dos miradas tan distintas, pero que revelan tanto en común.

Alejandro Zenha es de aquellos fotógrafos que emergió de las artes plásticas y, bajo las lentes de un objetivo, descubrió su verdadera vena artística y, a través de ellas, revela entre luces y flashes, su estética visión poética del mundo.

La fotografía de Zenha es un delicado ensayo de belleza, un desnudar sutil del cuerpo. A través de sus lentes esculpe al retratado como si los extrajese de una escuela de arte de modelos en exposición. ¡Hace de la piel el universo a ser explorado, de la desnudez la insinuación, de la insinuación el deseo del descubrimiento del observador! ¡Zenha saca todas las vestiduras de sus modelos sin dejarlos a la deriva de la desnudez! Ofrece la fruta, pero no las puertas de salida del Edén. Hace del hombre común, el Adán perfecto de la obra del Creador; Del atleta de academia, la estatua del concepto griego de la perfección humana. Al desnudar sus modelos, Zenha los transporta a la verdadera esencia de sus cuerpos, en una delicadeza rara de un artista revelado en luz, piel y poesía visual.

Jeocaz Lee-Meddi – Escritor.

CORPO N(eu)TRO o la celebración de la diversidad

Para celebrar la diversidad sexual y la multiplicidad de cuerpos y pieles, esta obra fue presentada como parte del Festival Internacional de Cinema da Diversidade de Goiás (II DIGO junio 2017) reuniendo 31 modelos voluntarios registrados por el fotógrafo Alejandro Zenha y el director de cine Cristiano Sousa.

¿Y si todos los cuerpos formar un solo cuerpo? Si cada cuerpo fuera el eslabón de una cadena única, infinita? Este fue el camino propuesto a los modelos, sugiriendo un hilo conductor que nos llevara a una multitud, un mar de gente para así contemplar y resaltar la individualidad.

Cuando este cuerpo habla por sí solo, pero, aún así, presta su voz en su totalidad, colocándose como semejante, él gana un nuevo significado – además de la desnudez, además del género, además del erotismo: es un “CORPO N(eu)TRO“.

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Alejandro Zenha.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Anuncios

A Celebration of Man

Siguiendo la estela de visionarios como Mapplethorpe, las iniciativas que abogan por la posibilidad de ver arte -y nada más que arte- en un desnudo masculino continúan aflorando en un momento en el que toda apertura de miras con respecto a los modelos de masculinidad arraigados al paleolítico es más que bienvenida.

Reno Mezger firma el último alegato visual a favor de esta necesaria evolución estética: A Celebration of Man.

¿Por qué, ante los ojos de muchos, resulta más desnudo un hombre que una mujer en una fotografía? ¿Está preparado el mundo para ver un desnudo masculino frontal sin ruborizarse? En el plano artístico (que, paradójicamente, centró sus manifestaciones iniciales en la representación de la desnudez masculina) o cinematográfico, el desnudo femenino ha pasado a ser un recurso común, frecuente y, a veces, casi manido, sin demasiada vocación de transgresión. Crítica y público observan un par de pechos en gran formato sin que a penas les tiemble un músculo y, sin embargo, cualquier atisbo de explicitud del cuerpo de un hombre desnudo en no más de un par de fotogramas, tiene prácticamente asegurada su viralización social.

En lo comercial, ellas sin ropa tienen “tirón” (hecho habitualmente vinculado con la sexualización –eso sí, cada vez más castigada por la audiencia- de sus cuerpos), ellos sin ropa son poco menos que un suicidio en términos de marketing. No hay más que recordar uno de los primeros desnudos integrales masculinos en publicidad: Yves Saint Laurent, 1971, posaba tal cual vino al mundo (pero con gafas) para dar a conocer su primer perfume pour homme. Y el mundo se escandalizó. Con el tiempo, esta imagen creó escuela, fundamentalmente en el mundo de la moda, del que ya se conoce de sobra su adicción a la irreverencia. No obstante, esta misma maison continúa desencadenando escándalos mediáticos en 2017 por sus visuales de campaña. ¿Cómo reaccionaría la masa si mañana posara como Yves otra gran celebridad actual?.

Por suerte cada vez es más común toparnos con artistas que han encontrado en esa irreverencia un vehículo para traspasar cómodamente las fronteras de su personalidad creativa. Es el caso de Reno Mezger, un fotógrafo alemán especializado en moda y belleza que desde muy joven se ha movido con soltura entre agencias de publicidad y diseño, descubriendo así su amor por la fotografía y las imágenes en movimiento. Actualmente, Reno vuelca prácticamente toda su energía en un proyecto artístico y visual bautizado como A Celebration of Man y con vocación de convertirse en un libro fotográfico y una exposición en galerías.

A Celebration of Man es un proyecto de arte visual. Dedicado al amor a la fotografía y a la estética pura de los hombres. Todos los hombres presentados son modelos de prestigiosas agencias de modelos y son fotografiados exclusivamente para el proyecto. En sus trabajos cotidianos, los modelos forman parte de un argumento de ventas. Sus cuerpos son vehículos de sueños alimentados comercialmente. A Celebration of Man da a cada hombre tiempo y espacio para mostrar quiénes realmente son. Todos los hombres posan desnudos. La desnudez es la clave del ser uno mismo o autoser. Cada cuadro captura un momento entre momentos, un encuentro íntimo. Un viaje por así decirlo. No hay camino preestablecido, aparte de la intimidad, la honestidad y la autenticidad.

A Celebratión of Man es apoyado por Leica Fotografie International / S Magazine.

Fuente de los textos: Tenmag.com y proyecto A Celebration of Man.

Vídeo relacionado:

Información relacionada:

Photovision nº 13. Objeto: Hombre.
Fin del tabú: el desnudo masculino llega al cine.
El desnudo masculino, entre el escándalo y el arte.
La liberación del desnudo masculino en el siglo XX.
El desnudo masculino, del pretexto a la libertad.

Desnud Arte: La piscina de Deanna Templeton

En su nuevo libro, The Swimming Pool, Deanna Templeton ha recogido ocho veranos de amigos bañándose desnudos en las aguas turquesas de la piscina. Como si fueran insectos atrapados en ámbar, los cuerpos de los nadadores aparecen congelados para siempre en sugerentes posturas, pero más que mostrarse estáticos, parecen flotar libremente a lo largo de un verano eterno.

La serie empezó hace ocho años, cuando Ed decidió un día darse un baño desnudo (le gusta más nadar sin ropa), y Deanna salió de la casa con su cámara. Hice unas 10 fotos, dice. Una de ellas, con el torso hacia abajo, parecía un dibujo a lápiz; no parecía real. Otras presentaban unas distorsiones muy interesantes. No es que quiera comparar mi trabajo con el de Francis Bacon, pero…

Se dio cuenta del efecto que provocaba el sol en el cuerpo del nadador y las formas aleatorias que la luz formaba por encima del agua: Así que empecé a pedir a amigos si querían venir a darse un chapuzón con la única condición de que no llevasen bañador.

En su serie, Deanna Templeton reflexiona sobre la interacción entre el agua y los humanos, entre el cuerpo y el líquido. Fotografiar el agua alta le permite captar su textura, así como los reflejos de la luz en la piel. Libertad, armonía y elegancia, en una serie íntima y delicada, completamente realizada en polaroid. Lejos de los clichés del atractivo cuerpo en el borde de una piscina, estas fotografías emiten una atmósfera sutil y cautivadora.

Como escribe Ed Templeton en su epílogo a este libro, el nadador desnudo está flotando en un vacío de soledad tranquila, la suave presión de estar bajo el agua encerrando su forma como un bebé en el vientre y nada existe fuera de este mundo. Una figura solitaria en medio de un mar de azules y grises y una frenética luz del sol que forma un baile solitario para el fotógrafo de arriba, eligiendo movimientos y direcciones, retorciéndose e hinchándose, contorsionándose y expulsando respiraciones, pintando una imagen de forma y luz juntas, ofrece una visión profunda e inspiradora de la forma humana.

Vídeo relacionado:

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.