Desnud Arte: Jordan Matter

El fotógrafo Jordan Matter ha dedicado varios años a la realización de su proyecto “Bailarines entre nosotros”, y lo comenzó contactando a un bailarín de la Compañía de Danza Paul Taylor, pidiéndole que bailara para él en la calle y en lugares donde nadie esperaría ver a un bailarín, como en el metro de New York, en Times Square. El resultado fue asombroso, y fue el comienzo de varias series de fotografías que le darían mucha fama y prestigio.

Entre las series de fotografías que Matter ha realizado, varias han sido para su proyecto “Dancers After Dark”, imágenes con las que el fotógrafo pretende reflejar la vulnerabilidad de los bailarines pero al mismo tiempo la voluntad, el coraje y la valentía que tienen estos artistas para perseguir sus sueños y exigirse a cumplirlos a pesar del riesgo y el miedo al fracaso o a ser juzgados. Matter captura a los bailarines en temporada fría, de noche, en medio de la ciudad y completamente desnudos.

Años de arduo trabajo convierten el cuerpo de un bailarín en una escultura viva que, con precisos movimientos y complicadas posturas, captan la mirada de quienes contemplan estas fotografías. Los juegos de luz y de sombras realzan las figuras desnudas posando dentro de un espacio urbano en el que contrastan emociones de temor y soledad con la belleza y quietud de la oscuridad de la noche. El resultado, un auténtico espectáculo visual de gran belleza y plasticidad.

Matter declara que decidió tomar las fotografías en la noche, ya que es en la noche cuando soñamos, y en una ciudad como Nueva York porque puede intimidar, ser agresiva y poner obstáculos que pareciera que solo alejan los sueños, pero al mismo tiempo la ciudad es un reflejo de la inmensa cantidad de oportunidades que se pueden presentar a diario.

Declaraciones de Jordan Matter

Como un niño me encontré cómodo en la noche. Yo era un chico tímido objeto de burlas por tener un nombre raro y el pelo de color rojo brillante, pero por la noche me convertí en una estrella. El caos y la vulnerabilidad de las jornadas diurnas se convirtió en un recuerdo lejano, y la tranquilidad de la noche me trajo consigo la alegría y la estabilidad. Cualquier desafío soñado en mi vida se vió ensombrecido por sueños crepusculares de un mañana mejor. Fantaseaba con las aventuras que tendría y los mundos que conquistaría. Muchos años más tarde, mis noches están todavía llenas de aventuras, pero ahora tengo la ayuda de espíritus afines.

Los bailarines son soñadores. Muchos han salido de sus zonas de confort de una vida familiar para perseguir una ambición plagada de obstáculos casi imposibles de éxito. Han trabajado incontables horas durante años, impulsados no por el lucro o la fama, sino por la empresa de llevar su mundo de los sueños a la realidad, y cuando despojados de su ropa que deja ver cada uno de sus músculos y cada sutileza de expresión física, son una forma de realización inspiradora de un intenso compromiso con la pasión de la vida.

Bailarines optimistas y entusiastas, dispuestos a decir que si a lo improbable, lo extravagante y poco práctico, con frecuencia en escenarios con frío, peligrosos, ilegales, con sesiones agotadoras, y por supuesto desnudos. Sin embargo, a pesar de todo dijero sí. ¿Por qué? Porque compartían mi creencia de que “si saltamos, aparecerá la red”. Muchas veces en la vida tenemos que correr hacia nuestros objetivos con los ojos vendados. Confiar en nuestros institnos que nos guían. Estas imágenes representan la voluntad de lanzarnos a las calles sin miedo al fracaso.

El resultado de tanto esfuerzo y trabajo puede verse en su libro Dancers After Dark.

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: Jordan Matter.

Nota: Haciendo clic sobre cualquiera de las fotografías puedes visualizarlas en sus tamaños originales, en modo “pase de diapositivas”.

Desnud Arte: Spencer Tunick, el fotógrafo de las multitudes

2003 Barcelona, España.
2003 Barcelona, España.

Nacido en Middletown (Nueva York) en el año 1967, Spencer Tunick, es una artista provocador y polémico, conocido por sus fotografías de grandes grupos de personas desnudas dispuestas en formaciones artísticas a menudo situadas en localizaciones urbanas. Su trabajo es una mezcla de performance y fotografía, aunque él se considera un artista visual, no un fotógrafo, que realiza instalaciones y documenta la instalación con fotografía y vídeo.

2006 Caracas, Venezuela.
2006 Caracas, Venezuela.

Estas instalaciones -como a él le gusta llamar a sus trabajos-, o acciones artísticas, son indudablemente muy llamativas e impactantes por el gran número de personas que reúnen. Esto unido al morbo y a la alta expectación que sigue causando el cuerpo desnudo, sobre todo situado en un espacio público, hace de cada una de sus intervenciones un éxito mediático rotundo. Por lo que su trabajo es conocido mundialmente y seguido por millones de personas.

2006 San Sebastián, España.
2006 San Sebastián, España.

De sus imágenes afloran una serie de tensiones entre los conceptos de lo público y lo privado, lo permitido y lo prohibido, lo individual y lo colectivo. Miles de desnudos particulares que conforman una masa inmensa de cuerpos, creando un clima liberador y catártico para los participantes, que posan desnudos entre miles de iguales, despojados de todas las protecciones y escudos de la vestimenta.

2007 Glaciar Aletsch, Suiza.
2007 Glaciar Aletsch, Suiza.

Indudablemente, aunque menos poético, en la actualidad uno de los secretos de la gran aceptación y la masiva participación ciudadana en sus proyectos, es su gran popularidad. Las personas que posan desnudas para Tunick, se saben partícipes de una obra de arte de un artista reconocido.

2007 El Zócalo, México.
2007 El Zócalo, México.

La instalación y su plasmación en fotografía y vídeo, son igual de importantes para él. Indisolubles, diferentes partes de un mismo y laborioso proceso. Ninguna está por encima de la otra. La fotografía es una pieza sólida, un objeto, una obra de arte y la instalación es acción poderosa, viva, además de una experiencia muy importante para las personas que participan en ella.

En junio del 2003 llegó a fotografiar a 7000 personas desnudas en Barcelona, consiguiendo el mayor número de modelos hasta entonces. Su paso por España supuso un hito en su carrera, favorecido en parte por la cultura más cosmopolita y liberal de la ciudad condal e incluso de la propia administración municipal.

2010 Sydney, Australia.
2010 Sydney, Australia.

Tunick no persigue como meta superar constantemente la cantidad de modelos desnudos en sus trabajos, la participación de varios miles de voluntarios en diferentes localizaciones ya asegura la espectacularidad de la instalación y supone un reto artístico suficiente. Pero es cierto, que las cifras siempre han estado presentes en su trabajo, alcanzando recientemente cantidades asombrosas. En mayo de 2007, en la Ciudad de México Spencer Tunick logró reunir en la Plaza de la Constitución (Zócalo) de esta ciudad entre 18000 y 20.000 participantes que se desnudaron sin prejuicios. Batiendo así el récord logrado en Barcelona, España.

Fuente: homines.com

Más información, exposiciones, porfolios, libros, biografía, etc. en su website: spencertunick.com

2012 Munich, Alemania.
2012 Munich, Alemania.

Información complementaria:
Haciendo clic aquí, puedes leer o bajarte en formato pdf (21 páginas) el interesante documento: “Spencer Tunick. La Fotografía del Alma” de José Gaspar Birlanga Trigueros y Begoña Sendino Echeandia.

2016 Bogotá, Colombia
2016 Bogotá, Colombia.

Información relacionada:
70 fotografías de Spencer Tunick.
El desnudo como no-espectáculo.
Los mejores desnudos multitudinarios de Spencer Tunick.
Spencer Tunick, al desnudo.

Vídeo relacionado:

Otros vídeos:
Spencer Tunick en el Zocalo del DF.
Spencer Tunick: Naked protest against Climate Change.
Spencer Tunick Installlation: Vienna.
Bogotá se desnudó bajo el lente de Spencer Tunick.
Los desnudos de Spencer Tunick por primera vez en Colombia.

Bodypainting-photoart “Door Art”

Bodypainting-photoart “DOOR ART”, el nuevo proyecto especial del artista Jörg Düsterwald y el fotógrafo Tschiponnique Skupin de Alemania.

atelierjorg00

El resultado final, es esta increible fotografía de tonos verdes, ocres y grises donde la imagen de la modelo se funde perfectamente con el entorno, y donde casi cuesta verla.

Para lograr engañar al ojo humano, el artista Jörg Dusterwald ha pintado minuciosamente el cuerpo de la modelo, con la técnica de “bodypainting”. Para conseguir este resultado fue necesario que la joven pasase horas de maquillaje. Y todo ello, con la dificultad añadida de que había que pintarla rápido, ya que la luz que incide sobre el paisaje en los diferentes momentos del día hace que los tonos sean diferentes para el ojo humano. Sin embargo, los más de 20 años de experiencia del artista han dado un increíble resultado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La obra de Dusterwald no tiene parangón desde 2006, año en que su trabajo comenzó a aparecer en todo tipo de revistas de arte y ganó todo tipo de concursos de pintura en Alemania. Todo ello, gracias a hacer con la técnica del bodypainting que multitud de mujeres pasaran desapercibidas delante de paisajes, bosques, prados… y un largo etc.

Más información: www.dewaldo.de