El TS avala la prohibición del nudismo en espacios públicos

El tribunal defiende que la práctica del nudismo tiene su límite en la convivencia y en la coexistencia de otros derechos fundamentales o bienes constitucionalmente protegidos.

desn_calle

El Tribunal Supremo acaba de avalar que no puede practicarse el nudismo en espacios públicos, a excepción de aquellas zonas fijadas para ello. De esta manera, avala la ordenanza del Ayuntamiento de Barcelona que prohíbe estar desnudo en un espacio público y rechaza el recurso presentado por la Federación Española de Naturismo y de la Asociación por la Defensa del Derecho al Nudismo, que defiende que se trata de una manifestación del derecho fundamental a la libertad ideológica.

El tribunal defiende que la práctica del nudismo tiene su límite en la convivencia y en la coexistencia de otros derechos fundamentales o bienes constitucionalmente protegidos, por lo que puede ser restringido por la necesidad de mantener el orden público y la convivencia pacífica.

Puedes leer o descargar el documento completo en pdf de la Sentencia del Tribunal Supremo sobre el nudismo en Barcelona, desde aquí.

Información relacionada:

El TS avala la prohibición del nudismo en Barcelona pero permite ir “casi desnudo”.

El tribunal Supremo prohíbe andar desnudo por la calle.

El Tribunal Superior de Cataluña avala la prohibición del nudismo y del seminudismo en Barcelona.

El Supremo avala la prohibición de ir desnudo por la calle.

El TSJC avala la prohibición del nudismo recogida en la ordenanza.

El Supremo tumba el derecho a ir desnudo en BCN.

El TSJC avala la prohibición del nudismo o ir sin camiseta y con bañador en la calle en Barcelona.

La Sentencia del Supremo sobre la desnudez viola la Convención de Derechos Humanos.

Es una cosa natural para mi

¿Va a haber un momento en él que el nudismo sea considerado como algo natural? Esta es la pregunta que se hace José Pablo García, el presentador de este interesante vídeo realizado en Gran Canaria por Metropolis TV, rodado en torno a Julián que vive en Gran Canaria, donde se permite (al menos sobre el papel no está prohíbido) a todos a estar desnudo en las calles o en las playas.

Haz clic sobre la imagen para acceder al vídeo.
Haz clic sobre la imagen para acceder al vídeo.

“El clima es cálido. Entonces es una cosa natural para mí para quitarme la ropa”, dice Julián. Pero la gente no es realmente amante de la desnudez como Julián, ya que con frecuencia a él y a su amigo les insultan cuando están ahí fuera en la playa.

El naturismo: una forma de vida y un negocio al alza

Con el titular “Naturismo: ¿Si…? ¿No…? ¿Dónde?” y una gran fotografía que ocupa casi toda la portada, el diario de difusión gratuita 20 Minutos publicó en Julio de 2009 un artículo dedicado al naturismo, y que dice así: El naturismo: una forma de vida y un negocio al alza.

Haz clic sobre la imagen para descargarte el diario completo en PDF
Haz clic sobre la imagen para descargarte el diario completo en PDF

Las asociaciones reclaman una convivencia normalizada en las playas de textiles. Cada vez más piscinas y balnearios permiten esta modalidad.

Han pasado dos décadas desde que el Código Penal eliminara el delito de escándalo público, una norma heredada del franquismo aplicable al que “de cualquier modo ofendiere el pudor o las buenas costumbres con hechos de grave escándalo o trascendencia” . Pero el naturismo sigue buscando su espacio en la sociedad.

En parte, porque aún se tiene que luchar con algunos ayuntamientos que, pese a la larga jurisprudencia existente, pretenden prohibir la desnudez; el de Cádiz, que está ahora mismo tramitando su ordenanza, es sólo el último ejemplo. Y en parte porque también quieren conquistar nuevos espacios, como reivindicaron el 19 de julio con el Día sin bañador, una jornada que tenía por objetivo que se asuma con naturalidad el ejercicio del nudismo en las playas consideradas textiles: la convivencia normal de varios estilos de vida.

“Los ciudadanos creen que hay playas nudistas y playas no nudistas. Eso es un error. En todas se puede estar desnudo”, explica Ismael Rodrigo, presidente de la Federación Española de Naturismo. En esta organización se integran las diecisiete asociaciones autonómicas, que suman un total de 3.000 miembros.

En el otro lado está un colectivo que reclama playas familiares en las que se garantice “el respeto a los demás usuarios” y “el amparo de la infancia” . Izan la bandera del decoro contra el top-less y los tangas. Ignacio Arsuaga, presidente de la plataforma conservadora Hazte Oír promotora de las playas familiares, explica su aspiración: “Si se han establecido zonas donde los nudistas pueden acudir, que se establezcan otras donde podamos acudir las familias”.

La ley ampara la desnudez

Las playas son una competencia del Estado, aunque los ayuntamientos pueden regular algunas cuestiones como la limpieza y el orden público. Pero no la vestimenta. La jurisprudencia ha remarcado que las legislaciones estatales han eliminado la policía de la moralidad y que, por tanto, las municipales no pueden regularla. La ley española ampara la desnudez en las playas.

Un negocio que crece

El naturismo, como modo de vida que es, también tiene sus necesidades. Saber cubrirlas puede convertirse en un negocio floreciente. El pueblo del Fonoll, en Tarragona, es el ejemplo puro de este turismo que iza la bandera de la sostenibilidad. Allí, los naturistas conviven en plena integración con la naturaleza, realizan actividades de ocio y los ingresos se destinan a seguir recuperando este pueblo que hace quince años estaba abandonado y ahora lleno de visitantes habituales.

Un enfoque más comercial lo ofrece Vera Natura, un complejo de cien apartamentos en Vera (Almería) que hace veinte años fue pionero en este subsector. Allí han notado la crisis: “Antes las estancias eran de una, dos o tres semanas. Ahora hacen varias estancias más cortas”, explica su gerente Sylvia Noelle, que sin embargo cree que “el naturismo es una categoría de vacaciones que está creciendo porque la mentalidad de la gente está cambiando”. Tiene otras ventajas: “es un turismo familiar, de nivel medio-alto. Y aquí la gente está más relajada, con menos estrés”.
Pero el negocio también está saliendo de las costas y llegando a las ciudades. En la web lugaresnaturistas.org se puede encontrar un amplio listado de piscinas (públicas y privadas), balnearios y spas que destinan a los nudistas parte de sus horarios.

Fuente: Diario 20minutos. 29-7-2009.